Tasco, un año de resistencia frente a minería

Por: Redacción del medio ambiente

Los campesinos llevan acampando 365 días en el páramo de Pisba para evitar que Acerías Paz de Río explote carbón y hierro en su territorio.

Se cumple un año ya desde que los campesinos de Tasco, Boyacá, llevan acampando en el páramo de Pisba para impedir la explotación de la mina El Banco, ubicada en la vereda El Pedregal.

Los campesinos se han plantado en esta zona, con turnos constantes de 24 horas, para impedir que la mina El Banco, ubicada en la vereda El Pedregal, sea explotada en busca de carbón y hierro. Pues según explican ambientalistas y líderes campesinos de la zona, la explotación minera a cielo abierto de un bloque de hierro que pretende realizar la brasileña Acerías Paz de Río, propiedad de Votorantim Group, afectará gran parte de los recursos hídricos de la región.

Mientras el argumento de los campesinos es que, debido a anteriores explotaciones mineras por parte de la misma empresa, ya se han perdido alrededor de 30 fuentes de agua, representantes de Acerías Paz de Río insisten en que alrededor de la mina El Banco no hay nacimientos de agua que dependan de agua subterránea.

Como lo explicó El Espectador hace tres meses, la historia de esta mina se remonta a los años 60, cuando la empresa llegó por primera vez en busca de hierro y carbón. En el 2002 terminó una primera explotación y solo diez años después, en el 2013, se retomó la idea de volver a explotarla. De esta última experiencia, explicó Sixto Amaya, líder campesino, más de 30 fuentes de agua en la región terminaron afectadas y por esto quieren luchar para salvar las 25 que les quedan vivas.

Además, otras de las preocupaciones que tienen los campesinos es que la minería en el Pisba también ha traído a la región otras consecuencias ambientales: deforestación, destrucción de flora y fauna, y cambio en el curso de las lluvias. Esto sin contar con que la Plataforma Colombiana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (Pcdhdd), aseguró que gran parte de la población terminó afectada económicamente por las grietas en las carreteras y contaminación de polvo que llego a sus casas.

Como parte del respaldo que le ha dado la comunidad a este plantón que ya cumplió un año, el domingo en la noche se convocó un twitteraton bajo el hashtag #YoApoyoATasco. En el que participaron, entre otros, organizaciones como Greenpeace, Censat Agua Viva, Justicia Ambiental y Ambiente y Sociedad.

Fuente: www.elespectador.com

About the author: staff

Leave a Reply

Your email address will not be published.Email address is required.